A lo largo de la historia, los gobiernos regionales y municipales han utilizado nuevas tecnologías para mejorar la vida de sus ciudadanos. Los acueductos de Roma trajeron fuentes externas de agua a la ciudad, mejorando las instalaciones públicas y privadas. El metro de Londres, el primer ferrocarril subterráneo, hizo que fuera más fácil y seguro para la gente moverse por la floreciente ciudad. y asi pudieran conseguirse bastantes ejemplos de mejoras tecnologicas en beneficios de la ciudad y sus ciudadanos, pero hoy hay una tecnologia que esta impactando la mejora en la vida de las ciudades y es el alumbrado publico conectado o alumbrado publico inteligente.

Hoy, las ciudades están utilizando otra tecnología nueva para transformar las luces de la calle siempre presentes que bordean la mayoría de las calles de la ciudad, instalando luminarias LED que reducen drásticamente el uso y los costos de la energía. El impacto de la luminaria LED es significativo: en el alumbrado público puede representar hasta el 50 por ciento del presupuesto total de energía de una ciudad, y simplemente reemplazando la vieja tecnología de luminarias de calle con LED, es tal el caso, que la ciudad de Nueva York estima que ahorrará $ 14 millones al año en costos de energía, mientras que Chicago estima que ahorrará $ 10 millones. Llevandolo a nivel local, ya ciudades de Colombia estan planteando diferentes pilotos de transformacion a tecnologia LED. 

Sin embargo, muchas ciudades están llevando esta transformación de la luz de la calle un paso más allá, utilizando alumbrado público conectado habilitado para IoT ( Internet de las Cosas ) para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, aumentar los ingresos, reducir los costos y apoyar el despliegue de una gama de aplicaciones de ciudades inteligentes. Por ejemplo, el alumbrado público inteligente permite a los funcionarios de la ciudad aumentar y disminuir los niveles de iluminación del alumbrado público en diferentes momentos del día o de la noche en respuesta a eventos climáticos. Las ciudades pueden usarlo para desarrollar estrategias de “sígueme” que enciendan el alumbrado público solo en respuesta a actividades específicas de peatones o vehículos, lo que les permite reducir sus costos de energía. Pueden habilitar el parpadeo de luz y la secuencia para admitir el tráfico y el control de multitudes durante eventos especiales. Y pueden usar el alumbrado público conectado para mejorar la seguridad al aumentar la iluminación en áreas de mayor criminalidad y al proporcionar a los socorristas la capacidad de aumentar la iluminación cuando responden a un incidente.

Conectividad inteligente: la chispa de la verdadera inteligencia

Hasta hace poco, las ciudades que trataban de centralizar la conectividad para el alumbrado público conectado usaban pasarelas patentadas que se conectaban a segmentos más pequeños de luminarias ya conectadas a través de comunicaciones de ancho de banda, como el portador de línea de alimentación (PLC) o una red de malla de Radio Frecuencia local. También se podría agregar un módem celular para las comunicaciones de retorno a la plataforma de software de administración central. Sin embargo, esta infraestructura era costosa y tenía una utilidad limitada.

Con el desarrollo de Internet de las cosas (IoT), ahora hay una manera mucho mejor. La conectividad LPWAN elimina la necesidad de puertas de enlace y controladores de segmento patentados. Se puede configurar un sensor en cada poste de luz o luminaria para admitir un rendimiento de datos bajo o alto, dependiendo de los sensores instalados. Una pequeña antena montada o varias en un punto alto de la ciudad  permite la comunicación directa a una plataforma de software de administración central, creando una red única y allanando el camino para el uso de sensores y actuadores avanzados que permiten el despliegue de otras aplicaciones de ciudades inteligentes en el futuro.

Beneficios de LPWAN

La tecnología LPWAN también ofrece una variedad de beneficios sobre las tecnologías anteriores de alumbrado público conectado:

  • Mayor cobertura, confiabilidad, escalabilidad y eficiencia: las comunicaciones  brindan conectividad confiable de datos que puede escalar de muy bajo a alto rendimiento para admitir una amplia gama de aplicaciones. Los proveedores de infraestructura de alumbrado público conectada pueden escalar sus soluciones para admitir todo, desde la simple atenuación de la luz hasta aplicaciones de gestion de ruido y estaciones ambientales.
  • Red administrada, espectro con licencia: la red LPWAN es administrada por operadores y depende del espectro con licencia, lo que garantiza una comunicación confiable sin la interferencia que obstaculiza otras tecnologías.
  • Facilidad de instalación y mantenimiento: con la tecnología de comunicacion LPWAN en el aire, no hay necesidad de experiencia avanzada en instalación, surveys iniciales complejos o mantenimiento continuo de la red. Un técnico puede instalar el módem en la parte superior del poste con una puesta en servicio mínima, reduciendo drásticamente los costos de instalación en el campo. Una vez encendido, el módem se conecta inmediatamente con la red LPWAN y confiable que ya está en su lugar.
  • GPS integrado en el módem: el GPS incorporado elimina la necesidad de un dispositivo GPS independiente y separado, lo que reduce los costos y permite una puesta en marcha más rápida de los postes de luz.
    Estándares abiertos: una vez implementados, los sistemas de alumbrado público conectados deben permanecer operativos durante décadas. Los sistemas creados con tecnologías de RF patentadas pueden quedar obsoletos rápidamente. Con las soluciones de alumbrado público LPWAN, los OEM pueden crear soluciones basadas en estándares globales que serán compatibles a largo plazo.

Aprovechar la infraestructura de alumbrado público conectado para otras aplicaciones

Una vez que los postes de luz se conectan a una plataforma de software de administración central, los gobiernos regionales y municipales pueden usar esta nueva infraestructura inteligente como base para otras iniciativas de ciudades inteligentes, todo se vuelve más eficiente y rentable aprovechando estos activos existentes.

Por ejemplo, las aplicaciones de seguridad pública de ciudades inteligentes pueden usar cámaras de video vigilancia, estaciones de llamadas de emergencia y estaciones de monitoreo ambiental (con sensores para detectar terremotos, calidad del aire, ruido, etc.) estratégicamente ubicadas en postes de luz. La señalización digital en postes de luz de la calle seleccionados puede proporcionar información en tiempo real a los conductores, peatones y residentes relacionados con el tráfico, emergencias y eventos locales, o puede usarse para generar ingresos publicitarios para la ciudad.

El alumbrado público conectado también permite a los gobiernos utilizar sus luminarias para proveer conectividad Wi-Fi. La poblacion de la ciudad puede utilizar estos puntos de acceso para reducir su uso de datos móviles, reduciendo los gastos de la ciudad. Los puntos de acceso a Wi-Fi también se pueden usar para proporcionar acceso a Internet a empresas y residentes locales, proporcionando a la ciudad nuevas fuentes de ingresos por alquiler o publicidad. Además, las ciudades pueden usar estos puntos de acceso Wi-Fi para ayudar a cerrar la brecha digital al proporcionar a los residentes con escasos recurso acceso a Internet gratuito o de bajo costo. Los parquímetros inteligentes o estaciones de pago conectadas a postes de luz pueden eliminar los costos asociados con la excavación de zanjas para medidores independientes y estaciones de pago.

Las estaciones de carga de vehículos eléctricos (EV) se pueden equipar con el procesamiento de pagos que está integrado con la iluminación publica inteligente en estacionamientos y lugares de entretenimiento cercanos, lo que aumenta el acceso para los conductores de vehículos eléctricos, fomenta el uso de vehículos eléctricos y genera ingresos adicionales para los gobiernos regionales y municipales en un mediano plazo.

En resumen

Solo, las luces de calle conectadas que utilizan la tecnología LPWAN ofrecen a las ciudades la oportunidad de hacer que la iluminación de su ciudad sea más útil, menos costosa e inteligente. Sin embargo, las luces de la calle conectadas también pueden acelerar el despliegue de puntos de acceso Wi-Fi, señalización digital, parquímetros conectados, estaciones de carga EV y otras iniciativas de ciudades inteligentes que permiten a las ciudades brindar a sus ciudadanos una mejor calidad de vida, al tiempo que mejoran las finanzas de la ciudad. A medida que avanzan en su búsqueda de transformarse digitalmente, los gobiernos regionales y municipales primero deben ver cómo eel IoT permite que una tecnología aparentemente simple, la luz de la calle, sirva de base para sus iniciativas de ciudades inteligentes.

Si requiere mayor informacion o conocer sobre la linea de productos que SmartNet posee sobre alumbrado publico inteligente, no dude en contactarnos.