La evolución hacia el Internet de las Cosas

El Internet of Things (IoT) o Internet de las Cosas, no es solo un paradigma para conectar los últimos dispositivos, como un altavoz activado por voz o un termostato inteligente, a su hogar. De hecho la evolución hacia el Internet de las Cosas se da en un conjunto de circunstancias que llevaron a la explosión de los dispositivos inteligentes de consumo, como la conectividad inalámbrica universal, la computación en la nube, los sensores baratos y una mejor inteligencia artificial. También a esto se está uniendo el  bigdata para impulsar la próxima generación de industria.

Esta nueva capa tecnológica, llamada Internet Industrial of Things (IIoT), está transformando industrias masivas como manufactura, energía, minería y transporte, y tendrá un impacto en la economía en general.

El nacimiento de Internet industrial

La siguiente infografía es tomada de Kepware y muestra cómo estas fuerzas tecnológicas han surgido a lo largo del tiempo para hacer posible el Iot y el IIoT.

Infografia Evolución IoT

El camino hacia la creación del IIoT comenzó en 1968, cuando el ingeniero Dick Morley realizó uno de los avances más importantes en la historia de la fabricación.  Ese año, Morley y un grupo de amigos geek inventaron el controlador lógico programable (PLC), que eventualmente se volvería irremplazable en la automatización de líneas de ensamblaje y robots industriales en fábricas.

Otras innovaciones importantes

Aquí hay algunas otras innovaciones importantes que fueron fundamentales para hacer posible el IIoT:

1983: Ethernet está estandarizada
1989: Tim Berners-Lee crea el Protocolo de transferencia de hipertexto (HTTP) – base de lo que hoy conocemos en la internet
1992: El protocolo TCP / IP permite que los PLC tengan conectividad
2002: Amazon Web Services se inicia y la computación en la nube comienza a tomar impulso
2006: OPC Unified Architecture (UA) permite comunicaciones seguras entre dispositivos, fuentes de datos y aplicaciones.
2006: los dispositivos comienzan a reducirse, y las baterías y la energía solar se vuelven potentes y más económicas.
2010: los sensores caen en el precio, lo que les permite ingresar prácticamente a todo.

En la evolución hacia el Internet de las Cosas como lo conocemos hoy en dia,  el IIoT revoluciona el negocio: ya que está transformando la columna vertebral de las principales industrias al agregar una nueva capa de tecnología que ayuda a las empresas a optimizar sus operaciones, rastrear y analizar equipos, implementar mantenimiento predictivos, dar sentido a grandes cantidades de datos y hacer realidad – decisiones de tiempo que nunca antes fueron posibles.

Para el año 2030, Accenture estima que el IIoT tendra un $ 14.2 billón en la economía global, lo que lo convierte en una de las fuerzas más importantes que conforman el futuro mundo empresarial de hoy.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *