Imaginando el aeropuerto del futuro con el IoT

Imaginando el aeropuerto del futuro con el IoT

Piense en su experiencia más reciente en un aeropuerto. A pesar de ser algo interesante en una época pasada, la experiencia actual en el aeropuerto se ha convertido en un lastre. Este articulo llevara al usuario a un escenario proximo imaginando el aeropuerto del futuro con el IoT o Internet de las Cosas

Usted, se presenta con horas de antelación solo para hacer checkin y después de la fila, debe lidiar con agentes aeroportuarios quienes hacen todo lo posible por mantener una actitud positiva o al menos neutral mientras lidian con miles de pasajeros cansados ​​que intentan llegar a casa.

Como pasajero, los controles de seguridad en el aeropuerto pueden ser impersonales.  Por ejemplo quitarse el cinturón, los zapatos y cada vez que cambien las políticas gubernamentales, nuevos requerimientos esperaran por usted.  Una vez que ha llegado a la puerta de embarque, se sienta por una hora o corre sin aliento por el aeropuerto solo para aparecer y ver que hubo una demora de cinco minutos. Solo queda esperar a que se le llame a su zona de abordaje.

Finalmente, aborda el avión y tropieza en el transito hacia su silla, pero amablemente, usted dice “Disculpe, por favor”, mientras lucha por un espacio en el compartimento superior. Cuando se sienta en su asiento, intenta concentrarse  y es cuando se pregunta: ¿deje el horno encendido?

Tiene que haber otra manera.

Imaginando el Aeropuerto del Futuro con IoT.

Con el Internet de las cosas. La experiencia puede cambiar y mejorar significativamente. La tecnología conectada puede ayudar a reducir los tiempos de espera, aumentar la seguridad y simplemente brindar a los pasajeros una mejor experiencia de usuario.

Y la mejor parte? Las tecnologías subyacentes para hacerlo ya están aquí, incluso si todavía no han sido ampliamente adoptadas por los aeropuertos. Examinemos cómo cambiaría la experiencia.

Equipaje

Primero, en la entrada usted mira el cartel de los vuelos que salen. Conoce los aviones asociados con los que se encuentra cerca gracias a los beacon bluetooth de baja energía y coloca esos vuelos en una categoría destacada en la parte superior. Tienes 35 minutos hasta su vuelo internacional, mucho tiempo.

Camina para dejar su equipaje facturado y ponerlo en la balanza. Mide el peso, calcula un total y paga con su reloj inteligente. El equipaje se rastrea durante todo el proceso, y puede verificar a dónde va en cualquier momento.

Los sensores de temperatura, humedad y fuerza G en su maleta inteligente le dan una información que puede verificar en su teléfono en cualquier momento. Si se abre la maleta, lo sabrá, y hay etiquetas inteligentes en todos sus objetos de valor para que pueda rastrear si se eliminaron o fueron sustraídos por agentes internos del aeropuerto.

Cuando su equipaje se encuentra fuera del alcance de su reloj, se bloquea automáticamente (pero puede usar el escáner de dedo incorporado para desbloquearlo si su reloj está muerto). En el caso de Estados Unidos, la TSA tiene la capacidad de abrir o cerrar la maleta, pero se realiza un seguimiento del historial de quién lo hace. En conjunto, con estas medidas pueden eliminar virtualmente el problema de que las cosas desaparezcan de su equipaje.

Seguridad

Camina hacia el punto de control de seguridad y comienza a caminar por un túnel corto. El túnel hace algunas cosas.

Primero, se comunica con su reloj inteligente. Su reloj transmite los contenidos de su equipaje de mano (a través de un lector de RFID que lee las etiquetas de cada cosa que se encuentra dentro), así como quién es usted y qué avión está abordando. El operador de la guardia de seguridad tiene un HoloLens que le permite ver meta información sobre cada persona que camina a través del túnel, incluso si su bolsa ha sido escaneada y limpiada.

Optó por el reconocimiento facial, por lo que un escaneo facial confirma su identidad. Asocia la información de viaje de su identidad, el sistema usa la tecnología blockchain para que coincida con sus viajes anteriores y asigna un factor de riesgo usando un algoritmo de código abierto que se mejora constantemente para disminuir los falsos positivos y los investigadores lo controlan para evitar el sesgo.

Mientras camina por el túnel, este escanea para asegurarse de que usted no lleva nada peligroso. Los algoritmos indican problemas de seguridad potenciales o puntos de vista obstruidos, que son confirmados por los agentes de TSA que trabajan detrás de una pared (por lo que su imagen escaneada se desasocia de su persona).

Alertan al agente de TSA en el otro extremo del túnel para avisarle si hay un problema potencial; de lo contrario, su reloj y el túnel se iluminan en verde para informarle que está listo para seguir. Si olvidó accidentalmente que tenía su navaja de bolsillo encima, el reloj se pone rojo y lo dirige a un control manual.

Los que no tienen dispositivos o maletas inteligentes todavía pueden caminar por el túnel, simplemente dejan caer el equipaje hacia la derecha antes de ingresar. Y aunque es posible que no reciban notificaciones mientras estan de paso en el túnel todavía tienen luces que indican que pueden pasar directamente.

Embarque

Después de salir del túnel, su reloj inteligente se ilumina silenciosamente con una notificación para obtener instrucciones sobre cómo llegar a su puerta si así lo desea. Los beacons de baja energía Bluetooth le informan su ubicación dentro de la terminal, y su reloj indica una cuenta atrás para embarcar.

Su tiempo de embarque es un poco diferente al de los demás para eliminar la línea para subir al avión, y los primeros en abordar son aquellos con asientos de ventana. Con diez minutos de sobra, decide tomar un café en el camino a la puerta.

En la puerta, escanea su reloj en un lector de NFC y la azafata sonríe y le da la bienvenida. Ella conoce su nombre y su asiento, y amablemente lo dirige a él. En el lado del asiento, el número de fila ilumina un color específico y pulsa a una frecuencia que coincide con una luz pulsada en el reloj hasta que se sienta.

Cuando se instala en su asiento y cierra los ojos, se pregunta si dejo el horno encendido. Saca su teléfono y verifica la aplicación de monitoreo de su hogar.

No, todo está bien.  A disfrutar el vuelo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *