Aplicaciones IoT que los minoristas están utilizando hoy

Aplicaciones IoT que los minoristas están utilizando hoy

En su aspecto más básico, el Internet of Things (IoT)  o Internet de las cosas es una red de objetos físicos conectados con sensores incrustados. El IoT les permite a estos dispositivos comunicarse, analizar y compartir datos sobre el mundo físico que los rodea a través de redes y plataformas de software basadas en la nube.  En el caso del comercio minorista, actualmente las “cosas” pueden incluir chips de seguimiento de inventario mediante RFID, contadores de tráfico infrarrojos tradicionales en la tienda, sistemas de seguimiento mediante redes celulares y Wi-Fi, señalización digital, un kiosco o incluso el dispositivo móvil de un cliente. Ahora con la evolución actual del IoT, podemos entender el contexto (la hora y el lugar del cliente) para identificar cuándo estamos seguros  que el cliente necesita ayuda o un incentivo para comprar, y podemos responder de manera proactiva, miremos las aplicaciones IoT que los minoristas están utilizando hoy en sus estrategias de crecimiento.

Aplicaciones de IoT en el sector minorista

Las aplicaciones IoT que los minoristas están utilizando hoy se enfocan principalmente en  la cadena de suministro, las aplicaciones conectadas de consumo y las tiendas inteligentes. En particular, veamos las áreas donde los minoristas están aprovechando el IoT.

El mantenimiento predictivo de los equipos se usa para administrar energía, predecir fallas en los equipos o detectar otros problemas. Por ejemplo, una tienda tiene muchos equipos complejos: la mayoría de las personas reconocen las unidades de refrigeración por ejemplo. Cuando estas unidades están equipadas con sensores, podemos predecir problemas de mantenimiento que pueden afectar el consumo de energía para ahorrar o controlar las fluctuaciones de temperatura para garantizar la seguridad de los alimentos.

Mover la mercancía de manera más eficiente es uno de los objetivos de las aplicaciones de transporte inteligente en el comercio minorista, y el IoT puede entrar en juego con el mantenimiento del transporte, el seguimiento y la optimización de rutas. Sabemos que muchos minoristas han usado GPS para rastrear y encaminar camiones en los últimos años. Pero con el IoT, podemos entender con un grado mucho más alto de precisión qué tan cerca está una paleta de mercancía de una tienda determinada.

Cuando se trata de cumplir con la demanda en el almacén, hablamos de la automatización y la robótica del almacén impulsadas por la demanda de compras en línea y en la tienda. El IoT nos permite monitorear las oportunidades de ventas en tiempo real y rastrear las ventas perdidas en la tienda. Es importante recordar que el RFID es una parte bien probada del IoT que se puede utilizar para la administración de inventario y una optimización del nivel de servicio más precisa.  Actualmente, un centro de distribución o almacén típico está organizado por pasillos y estantes en base a un esquema fijo. El almacén del futuro será un espacio abierto donde los palets automatizados se autoorganizan en función de la demanda en tiempo real.

Cada vez más, el consumidor conectado está teniendo un impacto en las ubicaciones fisicas. Los minoristas entienden que los clientes pueden verificar los precios en la tienda y los niveles de inventario local desde sus dispositivos móviles. Imagine si pudiéramos hacer una oferta de mejor precio personalizada o proporcionar servicios basados ​​en la ubicación directamente en la tienda. ¿Qué pasaría si pudiéramos dirigir nuestros clientes leales de alto valor con servicios de consejos? En el pasado, se aceptaba como norma que enviáramos promociones masivas a los clientes con la expectativa de que un porcentaje aceptable pudiera estar interesado en esa promoción. Con IoT, ahora podemos comprender el contexto (el momento y el lugar del cliente) para identificar cuándo estamos seguros de que el cliente necesita ayuda o un incentivo para comprar, y podemos responder de manera proactiva.

En una tienda inteligente, el tráfico de un centro comercial se puede analizar en varios locales, por lo que comprendemos todo el recorrido de compras. En el pasado, tuvimos que ejecutar costosos proyectos de encuesta para comprender si los empleados de la tienda respondían a las necesidades de servicio al cliente y luego implementar programas de capacitación del personal. Ahora, dentro de las tiendas inteligentes, podremos usar monitoreo de tráfico de video o Wi-Fi para ver si los clientes se concentran en un área de productos. Luego, en tiempo real, dirija a un asociado para ayudar a ese cliente o analizar esa información más adelante para ajustar los diseños de la tienda para visitas de clientes más eficientes. Además, al monitorear el tráfico de la tienda y la demanda de los clientes en tiempo real, podemos personalizar la experiencia de compra en la tienda actual. Eso nos da la oportunidad de implementar un  marketing digital dentro de la tienda o anunciar eventos a los clientes a través de sus dispositivos móviles.

Con el rápido crecimiento de las compras en línea, los minoristas están muy interesados ​​en llevar la experiencia del cliente sin fricción de compras en línea a la tienda donde sea que puedan. Quieren acceso al mismo tipo de datos enriquecidos y análisis de alto rendimiento que utilizan los minoristas para conducir sitios web y viajes de compras móviles. Su objetivo es tener el mismo control ilimitado para crear una experiencia del cliente y recopilar datos detallados que les ayuden a predecir cómo comprarán los clientes.

La diferenciación con IoT vendrá de la capacidad de un minorista para detectar, comprender y actuar sobre los datos de IoT con análisis. No estará en la tecnología, los dispositivos o el flujo de informacion en IoT. Para aprovechar esta nueva área prometedora, los minoristas deben centrarse en aplicaciones IoT que sirvan mejor a los clientes y creen valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *